Parados – Coronavirus en Marruecos hoy

/ agosto 18, 2020/ COVID en Marruecos, Unik: Historias para conocernos

Las vidas paradas por el coronavirus en Marruecos hoy.  A ratos solo me viene esta palabra en la cabeza. Estamos parados. Parados. Parados. Hasta cuando? No se sabe.

Este post no es como los demás. Tenemos temas por contar en el pipeline que están esbozados, y algunos borradores de posts esperando ser acabados para su publicación. Pero nuestra inspiración hoy también está bloqueada. La inspiración del escritor que no llega, jaja.

Está bien. A veces pasa que uno tiene que pararse y hacer un paso atrás para poder seguir adelante. Así que este es un post para reconectar, y seguir, que no hay otra. Ahí va:

Las vidas paradas

Desde el 19 de marzo ya son 5 meses. Los coches en los garajes o haciendo sólo nuestros trayectos particulares, los mínimos, del desierto a casa y poco más. O los movemos para mantenerlos. Nosotros estamos parados también, y también nos movemos para mantenernos. Por suerte todos con salud. Damos gracias.

Nuestra vida digital sigue. Nos estamos formando, estamos arreglando algunas cosas que no funcionan de la web (que difícil es darse a conocer!), e intentamos alegrar el día a día de los que nos siguen con fotos bonitas de nuestros viajes por Marruecos y artículos de interés. Para mantener el ánimo y contribuir en el de aquellos que siguen encerrados o limitados. 

La realidad es que estamos parados. Seguramente como muchos de los que han visto truncados sus sueños. Realizando actividad comercial para poder reemprender cuando se pueda y poco más. ¿Consejos?

Turismo internacional

Las fronteras de Marruecos aún siguen cerradas. Sólo se han abierto para dejar salir a los extranjeros a los que ya se les había caducado sus visas y han pasado el lockdown en el país. Son los que no habían conseguido o querido salir las primeras semanas cuando aún se fletaron aviones repletos para repatriar gente. Hemos seguido historias muy buenas de cada quien parado en lugares remotos disfrutando de la experiencia y la hospitalidad marroquí.

También están abiertas para los ciudadanos marroquíes que han querido viajar al extranjero o volver al país este verano. Y poco más. 

En lo local, alguna excursión con residentes extranjeros en Marruecos no ha salido por las restricciones que se van sucediendo de improviso según avanza el virus. Es casi imposible trabajar. 

Turismo local? no hay

En Marruecos el verano está pasando y el insignificante turismo local no ha resultado, como era previsible, para suplir ni un mínimo de nuestra actividad. Los rebrotes, aquí igual que en todo el mundo, están resurgiendo en las grandes ciudades que apenas empezaban a abrir. Tánger cerrada una y varias veces, igual que Marrakech y otras. Aunque la tasa por 100 mil habitantes pueda no ser tan alta como en otros países, la situación sanitaria de Marruecos tampoco se les parece.

Como transporte turístico en nuestra oferta a medida está el viaje hasta Dakhla, al sur de la costa atlántica de Marruecos, que se mantuvo sin casos durante mucho tiempo. También las playas al sur Casablanca, desde la cercana Essaouira, Agadir o las más alejadas en Tantan o Legzira. Paradisíacos destinos no frecuentados que recibieron algunos de los turistas del país.

Ni siquiera consiguió revitalizar el transporte turístico el desplazamiento truncado en los días de la gran fiesta de los musulmanes, el Aid El Adha, a finales de julio. Es la fiesta del sacrificio del cordero, en la que la mayoría de gente de las grandes ciudades vuelve, algunos solo esta vez al año, a sus pueblos de origen para celebrarlo con sus familias. Las imágenes de las carreteras del Tiska, el paso del Alto Atlas, colapsadas por el cerramiento súbito debido al coronavirus nos van a recordar este Aid por siempre.

En conclusión, el coronavirus en Marruecos hoy ha dejado retomar algunas actividades, necesariamente para subsistir, menos las directamente relacionadas con el turismo y los grandes acontecimientos.

Sobrevivir… y reinventarse?

Nos gustaría saber cuántos de vosotros pensáis que más adelante, cuando la situación lo permita y Marruecos pueda abrir sus fronteras, deseraríais venir de viaje. El país que os encontrareis se habrá empobrecido. Tantas vidas dependen del turismo en Marruecos… Se necesita una reactivación cuanto antes…

Nuestro proyecto, en el que tanta ilusión hemos puesto, está en peligro también de las implacables reglas contables.  La cosa va para largo. Aunque somos optimistas en que una vacuna nos va a sacar de todo este lío, el tema ahora es cuando y si resistiremos hasta ello. Veremos si podemos superar setiembre, porque lo único que no se para son las facturas de los coches, el seguro, gastos administrativos de la empresa, y otros acuerdos que hemos tenido que mantener.

Alternativas

Ante esto buscamos opciones para seguir :¿Un crowdfunding nos iría bien para aguantar este impás? Los fondos se agotan y veremos a qué ayudas del gobierno podemos recurrir. O bien crear alguna alternativa de financiación, ¿creeis que seria viable la siguiente?: Los que quisierais viajar en el futuro estaríais dispuestos a pagar un “adelanto” ahora, una especie de pago a cuenta, que se convertiría en descuento de vuestro viaje más adelante?

Mientras tanto, vamos a movernos. ¿Qué hacemos? Localmente no hay muchas alternativas al turismo que sean viables para mantener activos nuestros coches. Buscamos empresas en Marruecos que necesiten transporte con conductor para desplazamientos de su personal VIP o clientes.

Después está la diversificación… si no se puede ir a Marruecos, pues vamos a llevar Marruecos al mundo… y de paso contribuir a la economía de los hombres y mujeres que con sus manos crean mil y un objetos artesanales con que decorar nuestras casas… esta es otra idea, pero para otro post y otra web..

Mientras tanto seguiremos preparando nuevas rutas y mejorando las presentes, listos para arrancar en cuanto se pueda de nuevo en el país. Si el coronavirus en Marruecos no nos deja hoy, que sea mañana. Que sea pronto. Inschallá.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*