Qué ver en Tánger (I)

/ agosto 30, 2018/ Tánger blog

Qué ver en Tánger si dispones de pocas horas. Estos son los principales atractivos turísticos que debes visitar para descubrir la ciudad y sus alrededores. Como todas, la ciudad del norte se merece más de un día si se quiere conocer auténticamente. Hacer una excursión de un día es ideal para aquellos viajeros que han llegado en ruta con coche,  ferry, crucero o avión. También para los que pasan unos días en ella pero quieren la comodidad del transporte con conductor.

Tánger ”la alta”, como la apodan los marroquíes, es la sorprendente puerta norte de Marruecos. Tierra de espías e intrigas, fue ciudad de acogida de ilustres escritores como Paul Bowles que residieron en ella atraídos por el aura de su misterio. La ciudad viaja a una increíble velocidad de nueva modernidad y lujo, y combina antiguos estilos de árabe e influencia de los protectorados españoles y franceses. Es una mezcla de estilos también a resultas de ser ciudad fronteriza. Abierta al mar, mira hacia Europa desde esa localización privilegiada a la entrada del estrecho de Gibraltar. Está a una hora de Tarifa (España) en ferry.

Perdicaris y Cap Spartel

Las inmediaciones se incluyen en todas las visitas y dan un contrapunte muy bonito a la visita de la ciudad de las colinas. Se empieza hacia la carretera de Cabo Spartel por una bonita zona residencial del barrio llamado La Montaña. Después de los palacios reales, y unas pocas curvas, la carretera lleva hasta el Parque Perdicaris. Antaño fue residencia del matrimonio que llevaba este nombre, y registró el incidente internacional más famoso de principios de siglo XX en la zona. El parque es un bosque de pinos que baja al mar en empinadas pendientes y alberga el palacete residencia del matrimonio. Éste se ha rescatado de las ruinas pero su interior no se puede visitar aún. Los tangerinos acostumbran a hacer el picnic allí los fines de semana con la família, así que la zona se convierte a veces en una humareda de barbacoas.

El faro de Cap Spartel y el de Malabata, flanquean por sus extremos la enorme bahía desde la que se extiende la metrópolis. El faro de Cap Spartel se ha convertido en una de las imágenes representativas que ver en Tánger. Además de la belleza del lugar, sientes la impresión de saberte en el cruce de dos océanos. En este punto se juntan las aguas del Mediterráneo y el Atlántico. No en vano el paisaje y las playas del estrecho al este de Tánger son radicalmente diferentes de las del litoral atlántico hacia el sur. El faro de Malabata es menos conocido, pero desde él se divisan unas bonitas vistas del estrecho y la ciudad.

Achakkar y las Grutas de Hércules

Si buscas algo más qué ver en Tánger, te maravillaran las vistas de los acantilados rocosos. Han acondicionado zonas en los que aparcar el coche para contemplar la puesta de sol o el mar bravo en un día de tormenta. La playa Sol con su forma de concha, y la atlántica y alargada Achakkar, son ambas muy bonitas. Por el camino también puedes pararte a dar un paseo con dromedarios que están por la zona. Y si ya tienes hambre, comer un delicioso tagine de pescado a la brasa durante la época de buen tiempo. Encontrarás puestos de venta ambulante en los que las mujeres venden un bol de una especie de arroz con leche.

La misma carretera nos lleva a las Grutas de Hércules, cuya silueta con fondo de mar es el icono más representativo de Tánger. Hasta hace menos de una década llegar era más complicado y acrecentaba la sorpresa de descubrir esta maravilla escondida. Ahora se ha acondicionado el acceso a las grutas, y las grutas mismas, y es más accesible a todos los públicos. El dibujo del continente africano en la abertura entre las rocas por las que rompe con fuerza el mar, dicen que fue para los marines durante siglos la señal de que tenían ante sí la anhelada costa africana.

La silueta de la gruta desde el mar parece dibujar el continente africano

¿Te animas a venir? Reserva nuestra Excursión por Tánger

Lee más en kasbah y medina de Tánger (II)

Compartir esta entrada

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*